sábado, 11 de febrero de 2017

ECOS DE TU NOMBRE


ECOS DE TU NOMBRE

             A Mª José
                   


Tu nombre, en los espejos o las rosas
efímeras del agua o de la brisa,
tanto así, tan en besos, tan de niña,
se columpia, paloma, donde flotas;

o en la lluvia rosada de la aurora
que caminan descalzas tus sonrisas
esmerila en mis labios, que se irisan,
y te lanzan, tan tuya, tan jocosa.

Me llenas, alma; vagas en la arena,
en playas de mi cuerpo, tan vencido
a ti, que eres cristal, tan verdadera.

¡Tanto tuyo me queda, transfinito!
De la vida, el silencio, por respuesta;
o del eco, tu nombre, repetido.


Del libro “A la desnuda vida creciente de la nada”
Todos los derechos reservados
Jesús Cánovas Martínez©